Oye, ya llegó Otiblock

De forma natural el oído produce una secreción conocida como cerumen que tiene la función limpiar, proteger y lubricar el canal auditivo. Si bien el cerumen sale al exterior y se autolimpia solo por el movimiento de la mandíbula al masticar, hablar o bostezar, muchas personas sufren de acumulación de cera por una producción excesiva…