La desagradable sorpresa que dejan los huevitos de Pascua

el

Los chocolates del conejito pueden desencadenar una aparición brusca y dolorosa de aftas bucales.

El encierro de las cuarentenas, el estrés del momento y otros factores como la ingesta de ciertos alimentos nos predisponen a desarrollar las desagradables aftas, incluso en nuestros niños, generando incomodidad y dolor.

Estas lesiones ulcerosas que aparecen sobre la mucosa de la boca, pueden aparecer como lesiones únicas o como lesiones múltiples de pequeño o gran tamaño. La causa es hasta hoy desconocida, existen muchos factores que se asocian con su aparición, por lo que se le atribuye una causa multifactorial. Factores predisponentes tales como el trauma en la mucosa oral, el estrés, determinados alimentos y/o el déficit de algunos nutrientes y alimentos como el chocolate, entre otros, son considerador como un factor desencadenante de las aftas.

El tratamiento va estar asociado a la historia de la causa de las aftas, hoy existen en el mercado dispositivos médicos a base de Ácido hialurónico como Gengigel, un dispositivo médico, natural inocuo, sin efectos secundarios que se aplica en la zona de la lesión y actúa como barrera protectora, muco adhiriéndose a la lesión, ayudando a su recuperación, desinflamación y disminución de dolor. un aliado muy noble que debería ser un infaltable en nuestro kit de cuidado de salud oral

Como medidas generales la Dra. Maria de los Ángeles Asiain, Cirujano Dentista del Servicio de Salud Metropolitano Central recomienda:

  • Llevar un control en la cantidad de chocolate que se consume, no es lo mismo 1 chocolate a 10 de una vez.
  • Procurar comerlo en la ocasión adecuada, ejemplo después de almuerzo como postre y posteriormente realizar cepillado de dientes.
  • Otra sugerencia es el consumo de chocolates sin azúcar o modificar el chocolate por alimentos más saludables incorporando frutas y verduras a la celebración (zanahorias, apio, manzana, etc.)

De todas formas, cuando son pacientes que son muy susceptibles al desarrollo de aftas (menores o mayores) se sugiere evitar el consumo, para prevenir la aparición de estas.

En el caso de tratamientos locales se prescribe el uso de anestésicos, antisépticos y analgésicos tópicos en pacientes mayores a 6 años, indicando su uso principalmente asociado a las comidas, para garantizar el bienestar físico y alivio del dolor, con el fin de restablecer una adecuada alimentación. En casos más complejos se indica en uso de corticoides u otros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s